Marvel en Netflix: Los defensores y los problemas de la jerarquización

Escribe Gabriel Zamalloa

“Servimos a la vida misma.” – Miembros de los cinco dedos de la mano, Los Defensores, Primera Temporada

 

Ya es el tercer año desde que Netflix lanzó su serie de Marvel. Hasta ahora se ha mostrado capaz de retratar el mundo de Marvel con cierta fidelidad, mientras actualiza historias contadas en décadas pasadas a nuestra época con problemas y alegorías actuales. Marvel siempre ha hecho metáforas sobre problemas sociales y como encontrar una solución justa para ellos, la última miniseries de Netflix, Los Defensores, no es ninguna excepción.

Durante los últimos tres años la serie ha prestado a cuatro superhéroes, Iron Fist, Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage. Con ellos vienen problemas que se les presentan en sus contextos y la manera que cada uno busca resolverlos. Para esto cada uno ha luchado contra una legión de vilanos y secuaces. Entre los más notorios de ellos está La Mano, una sociedad secreta que busca conseguir lo que quiere a toda costa, tanto sí que su presencia en Nueva York ya es una amenaza, simplemente porque están ahí.

La miniserie empieza reintroduciéndonos a los héroes y recordando los problemas sociales y personales a los cuales enfrentan.  La mayoría quería mantener un perfil bajo, pero algo los lleva a enfrentarse a La Mano, es un poco causa y efecto, ellos no pueden dejar de luchar por las cosas que quieren y necesitan. La Mano se interpone a esto una y otra vez, por lo tanto la única solución es deshacerse de tal organización.

Durante las temporadas anteriores La Mano se mantenido misteriosa, nadie sabía quiénes son ni lo que buscan, en Los Defenders se revela que son villanos de saco y corbata, con un edificio corporativo en medio de un distrito financiero. Sirven a la vida misma o por lo menos esos lo que plantean. En la práctica es un poco diferente, en verdad La Mano está hecha para servir los cinco miembros fundadores, los cual lo lideran.

Eran habitantes de K’un-Lun (la ciudad donde entreno  Iron Fist), ahí encontraron el secreto de la vida eterna, pero los monjes nativos de la ciudad se opusieron y los exiliaron. Siglos después los cinco miembros de los Dedos de La Mano siguen con vida, satisfaciendo su querer y su necesidad, pagado con el querer y necesidad de otros.

Y aquí está el problema que plantea la serie: ¿Cómo uno puede satisfacer su querer y necesidad mientras no respeta el querer y la necesidad de los demás? Los Miembros de los Cinco Dedos de la Mano someten a los demás para conseguir sus deseos. Esto según ellos les dará el poder absoluto para vivir. Pero este poder absoluto  deforma sus quereres y necesidades, los convierte en meros caprichos ya que ellos mismos no son los que trabajan para alcanzar sus objetos de deseo, sino dependen de los demás para que consigan a tal.

Esto es el conflicto que trae la jerarquización, pone el querer y necesidad del algunos humanos por encima de otros. Le da poder absoluto a los que están arriba sobre los que permanecen abajo, de tal manera que los de arriba dejan de saber sus límites y empiezan a ver a los demás como muñecos de torta para manipulados o deshechos tal como a ellos les plazca.

Cuando uno ve Los Miembros de los Cinco Dedos de la Mano interactuando entre sí, uno no puedo dejar de cuestionar todo lo que perdieron, se nota que alguna vez fueron fieles amigos, todos con sus propósitos y  deseos, pero la vida que escogieron les llevo a traicionarse y odiarse. Peor aún son las ganas de restablecer estos lazos pero ya con todo el daño que se han hecho y se seguían  haciendo resulta difícil.

Este grupo se contrasta con Los Defenders (los cuatro héroes mencionado anteriormente y una quinta que siempre los traiciona: Electra).  Ellos en vez de poner sus objetos de deseo por encima de los demás, se ayudan mutuamente para encontrar su querer y necesidad, y así lo conseguían con mayor facilidad. Ninguno de ellos es muy social, pero encuentran en los demás una amistad que pocos suelen tener. Ese tipo de amistad que solo tienes cuando la sociedad te ha tratado con mismo rechazo y negligencia y todo lo que uno puede hacer es luchar.

Siendo seres individualistas cada uno tiene un objeto de deseo diferente y conflictos que vienen siempre con cualquier querer o necesidad.

Daredevil quiere ayudar a los demás, pero también necesita sentirse vivo. Su solución es ponerse traje de Diablo, hacer parkur y castigar a criminales. Sus viejos amigos no lo entienden y como lo ven como un modelo a seguir, sufre la tiranía de los súbditos. Dándole tanta culpa que empieza  a rechazar lo que necesita. Sus nuevos amigos en Los Defensores le ayudan a darse cuenta que no tiene por qué sentirse culpable por perseguir su objeto de deseo.

Luke Cage quiere vivir en paz y para eso necesita que su vecindario aprenda a apaciguarse. El problema viene cuando fuerzas externas al barrio lo empujan hacia la violencia y el malestar. Estas fuerzas deben ser eliminadas para que el progreso hacia la paz en Harlem (su bario) sea posible.

Jessica Jones quiere ser y para esto necesitar saber. Por eso toma el rol de detective privado, busca conocimiento y a partir de este conocimiento puede encontrar formas de existir sin ocultar la existencia de los demás. Un poco se hace la pregunta retórica: ¿qué derecho tengo yo para existir, cuando otros no tienen derecho a hacerlo? Por eso tiene un afán obsesivo con resolver sus casos ya que estas validan su propia existencia.

Iron Fist quiere saber quién es para poder cumplir su deber: la destrucción de La Mano. Es un poco como el paradigma de Tio Ben, con poder viene responsabilidad y como Iron Fist tiene el poder de hacer también tiene el deber de hacer.

Por ultimo esta Electra, la cual es la víctima en todo esto. Ella no es como los demás, su querer es su necesidad. No hay nada malo con esto, mientras terceros no son dañados. Sin embargo es sometida por Los Cinco dedos de La Mano y la usan como instrumento para conseguir sus propios objetos de Deseo, dejándola sin la posibilidad de conseguir su objeto de deseo. Esto solo derriba a la retaliación, sin dirección, ni causa  y el deseo de aniquilar a uno mismo.

Otra oposición de La Mano, es La Castidad, representado por Stick, el hombre que entreno a Electra y Daredevil.  Acá se muestra el otro lado de la moneda. ¿Qué pasa cuando alguien protege el objeto de Deseo de la sociedad a toda costa? De hecho, Stick busca proteger, pero al hacerlo no teme en reprimir los deseo individuales, para él no son de interés, solo le importa el bien común. Pero bajo este paradigma el concepto de comunidad se transgrede ya que: ¿por qué otro motivo nos organizamos en grupos si no es para satisfacer nuestras necesidades, ya sean individuales o grupales?

COMENTARIO

Leave a Reply