Donnie Darko: La responsabilidad de los marginados

Escribe Gabriel Zamalloa

Únanse al baile, de los que sobran

Nadie nos va a echar de más

Nadie nos quiso ayudar de verdad

                                                      El Baila de los Sobra, Los Prisioneros.

 

Donnie Darko retrata lo que aparenta ser los últimos días de la vida de un joven rebelde y aislado. Donnie vive en los suburbios norteamericanas y su vida es miserable. Al principio del relato, un accidente de avión destruye su casa y él se levanta en un country club sin alguna idea de cómo llego ahí. Sigue su vida rutinaria como si nada hubiera sucedido, pero un misterio se desenvuelve cuando empieza a tener alucinaciones misteriosas.

Donnie no puede negar la decadencia de los suburbios en el cual habita, a pesar de intentarlo constantemente. Tiene un pensamiento crítico e interpretativo, lo cuales no son cualidades que las personas que lo rodean toman en cuenta. Y aunque no lo quiera que la decadencia de los suburbios le afecta, igual lo hace, por tanto  no le queda nada más que rebelarse.

También está el hecho del misterio que rodea toda la película. Al parecer el accidente de avión creo una anomalía temporal, pero tal está envuelto por lo enigmático y lo oculto, cosa que los habitantes del suburbio no respetan. Un poco más y se puede decir que las preguntas que se deben estar haciendo no se hacen y las preguntas que se hacen no se deben estar haciendo.

Bajo este espectro de ignorancia la película plantea cuatro de los pilares de la sociedad moderna y la rebeldía que tiene Donnie contra ellos, los cuales son la educación, la medicina, la familia y el mercado.

Los profesores del colegio de Donnie demandan respeto, sin preguntas, ni quejas. El problema viene cuando estos no pueden respetar su deber principal: enseñar. Se censuran libros que no se deben censurar y se simplifican la vida a unos cuantos cuadros estúpidos. Donnie se rebela a esto de dos maneras: primero a través del insulto y de ahí a través denigración. Por esto llamar a su profesora una perra y destruye propiedades del colegio. Su pequeña revolución contra el sistema educativa es detenida cuando lo suspenden.

Otro aspecto de la vida de Donnie es la medicina moderna, el cual es tan intolerante que las rebeldías de Donnie deben ser caletas y de corte plazo. La más clara es cuando Donnie es hipnotizado y mientras se hacen preguntas sobre sus traumas solo habla sexo y se comienza a bajarse el pantalón. La psiquiatra toma esto como una señal que se debe subir la medicación, teniendo cuenta una falacia: la medicina debería corregir y controlar en vez de equilibrar y curar. El bienestar del ser humano es lo que se busca en la medicina y la moderna lo olvido, busca más reprimir con la intención de tener una excusa para explotar al sujeto.

Por otro lado, los padres de Donnie no tienen ni idea que es la responsabilidad. Se nota a primera vista, están resentidos de ser mayores y no tienen ninguna noción de lo que sus roles implican. Tienen un hijo diagnosticado con schizofrenia y están contentos con  medicarlo y listo, como si eso solucionaría el problema. Y ese es el paradigma de los padres modernos: no saben cómo diablos tratar a sus hijos porque sienten que su diversión y vida fueron interrumpidos, están sometidos a un vaivén de responsabilidades los cuales no quieren y eso crea resentimientos que suelen ser transmitidos a los descendientes.

El último pilar es el del mercado el cual es relacionado con la estafa, el abuso y la pedofilia. Tal es represando con el personaje de Patrick Swayze que además de vender libros de autoayuda que no tienen el poderío de ayudar a nadie, abusa sexualmente de niños. Es el mercado consumista que permite su existencia. Este paradigma se remite al hecho que hay una falta de justicia en la sociedad moderna, éxito en el mercado significa la relatividad de la ley y esta relatividad  cuando no es visto y tratado con responsabilidad ante la sociedad y sus individuos, solo cae en abuso.

Estos son los problemas principales que sufren los suburbios de la película, también es lo que Donnie se enfrenta día a día y cuando se ve claro lo intrínseco que son estos problemas, uno se da cuenta que su rebelión es necesario. Es más aquel que se rebela mientras se envuelve en su espacio es responsable y aquel que puede ver más allá de lo evidente tiene la responsabilidad de rebelarse, solo que Donnie está en una posición precaria, ya que no solo su rebelión es mal vista sino que ni siquiera es permisivo.

Al final de la película se soluciona la anomalía y se descubre que Donnie debió morir cuando el avión se estrelló en su casa. Pero surge una duda o varias dudas, el accidente sucedió en la anomalía temporal en cual Donnie permaneció con vida, la pregunta es clara: ¿en verdad se solucionó la anomalía con la muerte de Donnie? Y al parecer sí, todo parece estar bien al final de la película. Pero cabe la pregunta si Donnie en verdad murió o simplemente se dio cuenta que el mismo era una anomalía y decidió irse a otra dimensión.

Al aparentar la primera opción parece la más viable, pero la verdad es que si una anomalía fue necesario para arreglar la anomalía ya impuesta puede que Donnie simplemente está retirándose del juego sin necesariamente perder su vida, está escapando a un lugar donde puede estar más a justo con las reglas sociales.

Esta rindiendo su responsabilidad por que esta se vuelto precaria. Y por esto la sociedad debería aprender a cuidar a sus rebeldes y no pedirles demasiado. Tienen el trabajo de criticar e interpretar, pero a veces la sociedad imposibilita, esto sucede en la paradigma de la sociedad moderna se olvida que las funciones son más importantes que las jerarquías y por esto el rebelde solo puede ser marginado.

COMENTARIO

Leave a Reply