17 festival de Cine de Lima: Tana Schémbori y Lali Gonzales “Con 7 cajas mucha gente se ha enterado que existe el guaraní y el jopará”

 

Tana Schémbori y Lali Gonzales

“Con 7 cajas mucha gente se ha enterado que existe el guaraní y el jopará”

Entrevista Luis Felipe Alpaca
Fotos Erick Cuichap

Tana Scémbori y Lali Gonzales

Generalmente para los latinoamericanos, el cine paraguayo ha sido una especie de personaje escondido, que se encontraba sigiloso, y no muy productivo. Y 7 Cajas, la ópera prima de los directores Juan Carlos Maneglia y Tána Schémbori ha decidido entrar por la puerta grande en el mundo de los festivales de cine, y con premiaciones merecidas, (San Sebastián, y Mar del Plata) que ubican al cine paraguayo como uno de los más esperados en las próximas competiciones cinematográficas.

Pudimos conversar brevemente con la directora Tána Schémbori, y la actriz Lali González que se encuentran en Lima.

¿Cómo te encontraste con Juan Carlos Maneglia para trabajar juntos?

Tana: Empezamos hace 23 años, y trabajamos juntos desde 1990, y Juanca ya era un gran referente del audiovisual. Hacía cortos en VHS, y muchos de esos cortos ganaron premios. 7 Cajas es el resultado de un proceso, porque antes hicimos más de veinte cortos, y también hicimos unitarios, que son para la televisión, después hicimos dos series, y en ese proceso fuimos probando nuestros relatos, y probando formatos. La televisión nos hizo darnos cuenta de eso, y creo que también la publicidad nos ayudó a tener un marco un poco más comercial, pero sin perder nuestra esencia, porque 7 Cajas tiene una reflexión social muy interesante. Es una ópera prima con mucho ejercicio anterior.

Tu mundo también es el teatro. Escribes guiones de teatro y también diriges, pero no te consideras una dramaturga.

Tana: No me considero una dramaturga porque la mayoría de mis obras teatrales son gestuales. Tengo mucha influencia en mi vida teatral de lo que es danza y teatro, y desde 1995 yo compartí muchas experiencias y formación escénica con la gente que viene de la danza teatro, y la danza contemporánea, y se formó como un grupo, en el que se hacían unos festivales que se llamaba “Crear en libertad” donde era una muestra de danza contemporánea, de arquitectura, y otras cosas visuales. También yo presentaba siempre una especie de puestas donde el gesto y el cuerpo hablaban, pero tampoco era danza, y se le llamó danza teatro, y porque vi mucho lo que hizo Pina Bausch, e incluso, más contemporáneamente, el teatro De la Guarda en Argentina.

Veo enfrente de mí a una chica muy glamorosa, y sofisticada. ¿Cómo hiciste para encajar en el personaje de una chica pobre como lo es Liz?

Lali: Fue un proceso un poco difícil. Porque hay que ser muy real, y muy fiel al interpretar a un personaje del mercado, pero felizmente tuve la oportunidad de conocer a la verdadera Liz, una de las inspiraciones de Juanca y de Tana; y la verdad, me ayudó muchísimo a la hora de elaborar mi personaje. Además, que en mi familia también se habla el guaraní, que no es muy difícil, ni tampoco muy ajeno a mí; pero sí me costó interpretar el  guión en jopará. Y así, fue  paso a paso en los ensayos en el mercado. Y cuando entendí que me tenía que ver como Liz en la cámara, empecé a aceptarme como personaje, y dejar a un lado a Lali.

¿Es cierto que vives a solo unas cuadras del mercado 4?

Lali: Cierto. Vivo a tres cuadras del mercado.

Pero desconocías su mundo real hasta que hiciste la película

Lali: Conocía solo el mundo alrededor del mercado 4 porque es el camino a mi trabajo, y cuando tuve que pasar por el mercado a comprar algo, siempre lo hice en los puntos más representativos de la zona. Pero la película se hizo en el corazón del mercado, muy adentro, en un sub-mundo que yo no conocía, a eso de las cuatro de la mañana, una cosa totalmente diferente.

Algo interesante ha resultado la idea de realizar 7 Cajas en este mercado que encierra un montón de complejidades

Tana: El mercado 4 es el lugar más emblemático que tiene Paraguay en cuanto lo que es la sub-cultura que hay allí. Como la historia del carretillero que solo sobrevive con dos o tres dólares por día, viviendo con coreanos, chinos, árabes, etc. Hay una mezcla de multiculturalidad muy interesante. Y 7 Cajas nace inspirado en ese espacio, y no al revés. En 1992 nos fuimos con Juanca a un programa de investigación que se llamaba el ojo, y así pudimos investigar a los trabajadores del turno de la noche en el mercado; y entonces él me dijo: quiero hacer una película acá. Imagínate, veinte años después terminábamos la película. Y siempre eso rondaba en su cabeza, pero nunca sentimos la madurez suficiente para aún poder contar una historia, hasta que pudimos terminar el guión que a Juanca se le ocurrió en el 2004, y que también pasó por muchas cosas. Porque él escribía en unas fichas de colores, porque no es amigo de la tecnología, y no le gusta las computadoras; y un día le robaron el auto con todos los guiones que estaban escritos en las fichas, en el lado de atrás. Y así, tuvo que reescribir de nuevo, y le llamaban de la calle y le decían tengo acá un texto tuyo, y él hizo la denuncia porque lo más importante era el guión, y no el auto.

Definitivamente una vocación Tana:

Sí. Pero nunca los recuperó, y las cosas que vivió en ese robo, él las puso después en la película.

En 7 Cajas hay un símbolo, que es el billete partido en dos ¿Es una idea real?

Tana: Es todo ficticio, incluso la primera vez que Juanca me comenta la idea, nunca me voy a olvidar que nos fuimos a ver la película “Perdidos en Tokio” (Lost in Translation), y entonces veníamos manejando y había otro guión que se llamaba Las santas, y estuvimos en un encuentro de co-producccion del guión, pero era un guión muy grande, y muy costoso, y él me dice que solo vayamos a hacer una  película, para nosotros nomás, y que ya no pensemos afuera; y a mí se me ocurrió la idea, y entonces me habló del billete, y me dijo que también se imaginaba a un carretillero que moviliza unas cajas, y que también partía un billete, pero en muchas partes, y le repartía a mucha gente. Después de eso quedó la idea. Pero es cierto, es un símbolo ese billete, de lo importante que es en un principio la plata, y del poco valor que finalmente tiene. Y así es 7 Cajas. Tiene mucho simbolismo.

Tú eres abogada. ¿Cómo es que una abogada ahora protagoniza una película que ahora gana un premio?

Lali: Yo salí del colegio, y mi mamá me dijo: tienes que estudiar algo, aparte de teatro, y así me motivó a seguir leyes. Y luego yo trabajé para la Corte en mucho tiempo, y fui funcionaria judicial. Y terminé mi carrera de actriz de teatro que fue en el ínterin de las grabaciones de 7 Cajas, y ese año 2010 fue muy fuerte para mí, porque a los veintitrés ya estaba acabando la carrera de teatro, y de derecho, y ya estaba haciendo 7 Cajas. Yo creía que tenía que vivir de leyes, pero ahora me estoy abocando plenamente a la actuación.

En la película, Liz y Víctor eran amigos, pero tenían una especie de romance platónico

Lali: Había una mezcla de amor y odio, yo creo que para Liz su amor eterno es Víctor, pero si bien son amigos, también tienen ese amor inocente que muestra a la incondicional. Y es también un homenaje a la mujer paraguaya. Y Liz tiene mucho de la mujer paraguaya. Somos así; quisquillosas, simpáticas, y un poco rebeldes, pero enamoradizas, y a la hora de la verdad somos la que te salva. Es un personaje en donde muchas mujeres se identifican, y así jugamos con ese amor odio, medio adolescente, de querernos y no querernos.

El filme se estrenó en las salas de Asunción. ¿Cómo les fue con la recepción del público?

Tana: Se estrenó el 6 de agosto del 2012, y el estreno mundial fue en septiembre en Toronto. Y nos fue demasiado bien. 7 Cajas ha sido la película más vista en la historia del cine en Paraguay, y estuvo casi 8 meses en cartelera, con más de 321,000 personas que la vieron solo en Asunción; sin contar con todo el tour que hasta ahora se sigue haciendo por todo el país, y superó muchísimo lo que nosotros pretendíamos. Y también es una película muy querida en los festivales.

Ustedes intentaron dejar su marca paraguaya. Es por eso que la película está en idioma jopará y guaraní.

Tana: La película está hablada un 70% en jopará, y un 10% en español. Y se hizo así en Jopará, porque sencillamente así se habla en el mercado.

Pero también se habló algo de coreano.

Tana: Sí, también en coreano, y a propósito no pusimos sub-títulos, porque Juanca se inspiró en una compañera de colegio que era coreana, y me dice que cuando él iba a su casa, la familia de la chica hablaba en coreano, y él no entendía nada. Y quería transportar esos sentimientos en la película.

Me imagino que como abogada tenias largas horas de trabajo, y ahora en la filmación también le diste muchas horas de grabación ¿En dónde te sentías con más vitalidad para seguir?

Lali: Por supuesto que actuando. Nosotros entrabamos a las 6 de la tarde, y rodábamos hasta las 4 o 5 de la mañana, y así, la Corte me otorgó un permiso especial para filmar la película, y de esa forma yo trabajaba de noche, y dormía de día. Y sí es agotador, y tan bien es frustrante porque uno repite las escenas, y uno trata de hacerlas cada vez mejor. Pero el disfrute está el día del estreno.

Además, eres modelo también. Resultaste ser multifacética

Lali: Soy más bien, imagen publicitaria, porque para modelo apenas mido 1.60, y no me lo permiten, pero sí, considero que ser multifacética te puede ayudar a tirar lanzas, y así, apuntamos en algún lado que nos va bien. Y la actuación es adonde yo realmente quiero ir.

¿Es cierto que en el mercado 4 hay DVDs piratas?

Tana: Sí hay. Muchísimos, pero 7 Cajas no. Y hay unos carteles que dicen: “Acá no se vende 7 Cajas, no insista”. Porque ellos sienten que es su película, y se sienten orgullosos, es la película del mercado. Y nos costó mucho entrar, y nos costó mucho que nos respeten, pero finalmente nos respetaron, y nos valoraron.

Los espectadores latinoamericanos siempre nos preguntamos ¿Y el cine paraguayo dónde está? Pero, hoy con 7 Cajas con absoluta contundencia podemos decir que ya era hora

Tana: Sí ya era hora. Pero te cuento que también hay otros títulos. Y nosotros también somos el resultado de nuestros compañeros que hicieron cosas. Como Renate Costa y Cuchillo de palo, Mauricio Rial con Tren Paraguay, y otros colegas nuestros, como Darío Cardona, Luli Aguirre; 18 cigarrillos y medio, de Marcelo Tolces, que incluso ganó un premio. Son películas que tienen otra línea, más de cine de autor, en algún caso, o documental también. Es decir, hay todo un grupo paraguayo que desde hace diez años ha empezado a salir, y por eso es tan importante.

¿Y tú también estás conforme de tu cine paraguayo?

Lali: Yo creo que Paraguay necesitaba una película como 7 Cajas para poder llegar al corazón de todos los espectadores del mundo, y no solo de los paraguayos. Y que de esa manera el mundo también pueda conocer un poquito de nosotros; de nuestro humor negro, y de nuestra forma de vivir, y de quiénes somos, y cómo hablamos. Porque ahora mucha gente se ha enterado que existe el guaraní, y el jopará, y creo que es una linda forma de llegar trabajando en cine.

COMENTARIO

Leave a Reply