Sombras sonoras, Ciclo de febrero en el Cineclub de Ciencias y Humanidades

Todos los martes de febrero a las 7:15 de la noche en el Cineclub de la Univarsidad de Ciencias y Humanidades (Av. Bolivia 537 Breña, ingreso libre). Las películas serán musicalizadas en vivo.

Martes 7 de febrero: En una época incrédula y de atención entrecortada las cosas se hacen aún más difíciles para dar lugar a una película como Nosferatu. Murnau concibió un terror más fresco a partir de la presentación de este ser en escenarios naturales. En vez de en la cómoda pereza del estudio. El horror más insidioso es el que puede infectarte casi sin tocarte. Es Alemania, por otra parte, gestando un charco de sangre. Plagio apenas disimulado de Drácula, la novela de Bram Stoker, Nosferatu depara algunas imágenes seductoramente siniestras, donde las sombras son proyecciones de lo inasible y lo indecible. Si no el horror, un aleteo nada despreciable del misterio.

Martes 14 de febrero: La pasión de Juana de Arco, de Dreyer, que para Robert Bresson era, palabras más, palabras menos, un horror incansablemente gesticulante, era para André Bazin un documental sobre los rostros. María Falconetti llena la memoria como pocos lo han conseguido en toda la historia del cine. Su entereza, su vulnerabilidad, su arrobo, su sufrimiento al ser torturada por los clásicos inquisidores cristianos, es algo que no ha perdido pertinencia ni actualidad. La contraposición de la luz y las tinieblas sin mayores efectos de luz.

Martes 21 de febrero: Fausto, de Murnau, resulta realista y divertida, porque uno firma pactos todo el tiempo, y está claro que en este mundo no escasean los diabólicos. Con un presupuesto mayor que en producciones anteriores Murnau da rienda plena a sus pulsiones pictóricas y sus efectos especiales. Un viaje con Mefisto y Fausto por los aires a través de Europa sigue siendo 90 años después, perfecto, sorprendente -Murnau fue un reconocido piloto que participó en la primera guerra mundial-. El equilibrio entre perfección formal y tono grave y humorístico constituyen acaso lo más resaltante de esta película.

Martes 28 de febrero: Vampyr, de Dreyer, se localiza en la frontera misma del silente y el sonoro. Y también en el afrontera de la narración convencional y el experimento. Dreyer, no hay que olvidarlo, fue siempre un experimentador de estilos. La sutileza de sus imágenes no directas ni enfáticas lo alejó del común de las películas de horror. Citaré la probable exageración de Hitchcock, pero que resume bien su altísimo valor: “Vampyr es la única película que merece ser vista varias veces”.

About Mario Castro Cobos 102 Articles
Mario Castro Cobos. Ha dirigido las revistas de cine Voyeur (2000) y Abre los ojos (2002-2003).Ha publicado críticas en Cronopia (1998), Butaca (2004-2008), Las sumas voces (2005), la revista chilena on-line Mabuse (2007-2008) y Diario 16 (2014). Desde el 2006 escribe en la revista Godard! y es editor del blog La cinefilia no es patriota. Ha trabajado como expositor y programador en los cineclubes del Museo del Banco Central de Reserva (1997-2003), la Universidad Nacional de Ingeniería (2007), la Biblioteca Nacional (1998), el Centro Cultural Arcais (1998-2003), la Universidad Científica del Sur (2006-2007), y desde el 2005 en la Universidad Cayetano Heredia. Ha sido fundador y director del Festival Internacional de Cine Lima Independiente. Prepara un libro con una selección de sus mejores críticas desde 1998 hasta la fecha a la vez que un libro de micro textos.

COMENTARIO

Leave a Reply