PPK y las dos muertes del paro agrario

  1. La desconexión del gobierno ppkausista con el pueblo es un divorcio imposible de ser subsanado. De hecho, el haber denominado al 2018 como ‘Año del Diálogo y Reconciliación Nacional’ ha resultado la más grande ironía ya que es imposible la realización de ninguna forma de diálogo ni mucho menos de reconciliación si el Poder Ejecutivo sigue siendo tan obtuso ante las demandas populares.

  2. Las protestas y el Paro Agrario han cobrado hasta el momento dos víctimas y esperamos que no aumente este número. Sin embargo, pese a lo lamentables que son las muertes de civiles en este tipo de altercados debemos ser prudentes en endilgar estos fallecidos a PPK quien ya comete suficientes errores a diario como para cargar con los atavismos de los numerosos incendiarios de ventana que intentan argüir tales disparates.
  3. Si a eso le sumamos el arrastre de impopularidad debido al indulto de Fujimori y a sus vínculos con entidades del todo comprometidas con la corrupción y el lobby, hallamos que la permanencia del presidente es un mero capricho y un ejercicio de inercia.
  4. Es una lástima lo desorganizada y débil que es la sociedad civil. Mi impresión es que cualquier ciudadanía medianamente responsable hace tiempo se hubiera hecho cargo de arrojar a PPK a un foso.
  5. Por otro lado, el Paro Agrario debería ser impulsado por todo aquel que intenta un cambio en la sociedad pero ese es un tema de meros principios y descarta un ejercicio más racional.
  6. Siempre se asume una inocencia enorme por parte de los individuos que protestan y no es así. Bloquear carreteras e impedir el libre desplazamiento de otros ciudadanos parece un ejercicio romántico e insurgente pero es en verdad una práctica matonesca y lo que es peor debido a una pésima interpretación del fin del Estado y de la economía liberal.
  7. Nuestro país vive bajo el liberalismo. Se juega bajo esas reglas o no se juega pero no puede exigirse una práctica proteccionista permanente debido al mal cálculo de los agricultores.
  8. En principio, debemos estar con el pueblo pero la educación de este pueblo es lo fundamental y hasta el momento es la más notoria deficiencia que exhibe la sociedad peruana actual.
  9. Según creo entender, el principal problema respecto del Paro Agrario no es la sobreproducción ni la falta de distribución internacional y nacional de la papa cosechada en el territorio nacional sino la falta de procesamiento que permita venderla al extranjero debidamente empaquetada. Por lo tanto, el problema es la falta de industrialización del país. Tarea pendiente desde el anterior bicentenario.
  10. Esto me lleva a pensar: ¿de qué hablamos cuándo hablamos de modernidad y capitalismo en el Perú? Acaso las clásicas paradojas de Haya en relación a Lenin aún sean vigentes. Es decir, cuando Lenin afirmó que el imperialismo era la fase superior del capitalismo, título de uno de sus libros más famosos, Haya opuso que en sociedades como la latinoamericana era al revés, es decir que el imperialismo era la fase inicial del capitalismo y esto se debió a un análisis pormenorizado de la realidad in situ y no a una mera divagación especulativa, práctica que dberiamos emular todos los involucrados en estos temas.
  11. Sucede simplemente que la gran desgracia patria ha sido importar todo tipo de modas sin atender a los móviles o fundamentos culturales de cada idea o concepto puesto en práctica por medio de leyes y otros esquemas de intervención sobre la ciudadanía. En este caso, paros y protestas van y vienen y no resuelven nada puesto que los políticos solo intentan cobrar espacio para asumir un cargo público pero nadie se preocupa por realizar una auténtica pedagogía popular que comprenda no solo temas ideológicos sino también tecnológicos. Este último aspecto es el más descuidado y la reciente crisis de los productores de papa así lo demuestra.
  12. Pese a lo expuesto, el Paro Agrario y la muerte de varios manifestantes configuran la caída del telón que hace tiempo requería el régimen ppkausista para evidenciar hasta el hartazgo su falta de empatía con el país, su incapacidad para ejercer el poder y su falta de voluntad y de “posibilidades” para dar un rumbo a una nación que aún sigue huérfana de fundación y de desarrollo.

P.S.

  1. La poca vergüenza de la izquierda electorera es terrible. Me dan lástima sus militantes y la gente de base. No así sus “dirigentes” que rayan en el cinismo más descarado de los últimos tiempos. Sin duda, la vacancia de PPK es más que fundada y, sin embargo, la oportunidad, el oportunismo y la doble cara de tantos es tan grave como la abierta desverguenza de los otros.

About Percy Vilchez 119 Articles
PERCY VILCHEZ SALVATIERRA. Editor de Lima Gris. Abogado. Escritor. Analista Político. Cel (999947277).

COMENTARIO

Leave a Reply