Marcahuasi, por Yamile Martínez

Amo cada uno de mis viajes, ya sean cortos o largos, cada uno siempre tiene una respuesta a una pregunta que tal vez ni me hubiese imaginado. Por casi dos años mi mente estuvo muy inquieta por ir a Marcahuasi.

Usualmente no tengo miedo de viajar sola, pero en esta oportunidad sí tenía temor de realizar esta pequeña trayectoria en solitario. Los que han escuchado de Marcahuasi, saben que es uno de los lugares perfectos para avistamientos de ovnis y yo no quería convertirme en presa fácil para los extraterrestres.

No suelo hacerlo, pero pagué por un tour a Marcahuasi, sabiendo perfectamente que lo podría hacer sola, pues era mi tercer intento, pero mi miedo era más grande. Lo más lejos que llegué en mis intentos anteriores fue el pueblito de San Pedro de Casta.

Llegar a San Pedro de Casta es súper fácil. Tomas un colectivo hacia Chosica desde el puente de Santa Anita que te cobrara S/. 7.00. Una vez en Chosica vas hacia el paradero de carros que van hacia San Pedro de Casta.  Es importante recordar que el último carro hacia San Pedro sale a más tardar a las 1 de la tarde. Este carro te cobrará aproximadamente S/. 10.00.

La carretera hacia este pequeño pueblo no es tan segura debido a que el pueblo se encuentra a una altura de 3 mil metros sobre el nivel del mar. Se recomienda que se haga todo este recorrido muy     temprano.

Llegando al pueblo inmediatamente sientes la falta de oxígeno por la altura a la que te encuentras. Yo ya venía advertida y había entrenado un par de meses antes para estas caminatas. Se lo exigente que pueden ser y más con una mochila y carpa encima. Existe la posibilidad de alquilar burros, pero se dice que si quieres ver ovnis uno debes pagar derecho de tierra y ganar a pulso ese privilegio.

El camino hacia los 4 mil metros de altura donde se encuentra Marcahuasi cuenta con unos paisajes hermosos. Mientras vas subiendo las montañas, el paisaje se ve mucho más impactante. Es preferible llegar antes del atardecer para poder apreciar el sunset. Después de 4 horas de sufrimiento, si gozas de un buen físico, llegas a la meseta donde puedes acampar.

Habíamos llegado muertos y listos para la fogata. La mayoría de personas acampan en la meseta, sin embargo, si eres más valiente puedes seguir subiendo para acampar en un lugar más aislado.
Para ser sincera, hubiese preferido ser un poco más valiente.  Cada vez que subo a una montaña lo hago con el mayor respeto posible y aunque puede parecer supersticioso, prefiero respetar a los Apus.

Lamenté mucho el no haber ido a un lugar más aislado ya que la mayoría de personas que acampaban tomaban como si no hubiese un mañana y al parecer eso sucede con frecuencia.
En fin, había llegado temprano, había visto un lindo atardecer y ya era hora de dormir. Pasé una noche fría pero soportable. Tenía mi carpa de montaña y un buen sleeping. Salí de mi carpa en la noche para ver el cielo. Las estrellas eran como diamantes en el cielo, era perfectamente hermoso, podías ver de vez en cuando estrellas fugaces que pasaban y no dudé en pedir un par de deseos.

Al día siguiente, me levanté muy temprano para aprovechar el día. Marcahuasi tiene unos de los amaneceres más lindos que haya visto. Estaba muy ansiosa por ver ese lago con el reflejo perfecto y el zoológico de rocas del que todos hablaban.

No esperé al grupo del tour debido a que habían decido tomar hasta el amanecer y me embarqué sola a mi aventura. Definitivamente, Marcahuasi tiene paisajes muy hermosos y a veces debes tener un poco de imaginación para ver a los animales, aunque soy malísima para ese tipo de cosa pude ver innumerables animales y criaturas de fantasía.

Disfruté muchísimo de la caminata. En el camino encontré a un niño de 9 años que iba con su familia. Decidió caminar conmigo por la mayor parte del recorrido porque su familia se demoraba demasiado y el al igual que yo tenía muchas ganas de conocer. A él le debo muchas fotos lindas que tomé.  Resulta que Marcahuasi es considerado como un lugar enigmático, se dice que todas estar formaciones de piedras fueron talladas por una antigua civilización que no dejó huella alguna, aparte de estas hermosas formaciones. Se dice que este lugar era un portal para otras dimensiones debido a la fuerza magnética que posee. Se dicen estas y muchas otras cosas. El origen volcánico de estas piedras hace que las rocas presenten gran cantidad de cristales como el cuarzo

Al momento de regresar hacia el pueblo tomamos un camino diferente. En este camino puedes ver otro lago que tiene una forma extraña ya que sus alrededores son de piedra. Estos lagos son alimentados de manera subterránea brindándonos los más hermosos paisajes.

Las esculturas monolíticas de Marcahuasi destacan debido a que de acuerdo al ángulo por los cuales las ves resultan diferentes. Uno de las esculturas que capto mi atención fue el Monumento de la Humanidad. Según la manera que lo veas se puede visualizar hasta 14 rostros diferentes. Según Daniel Ruzo, arqueólogo peruano, este representa todas las razas de la humanidad.

De regreso a Lima, no pude dejar de pensar que no pertenecemos a la tierra ni nadie, aunque quizás sí al Universo y el mejor lugar del mundo para ser testigos de esta posibilidad se halla en Marcahuasi.

Hasta la próxima…

COMENTARIO

Leave a Reply