21 Festival de Cine de Lima: Entrevista a Diego Ros, director de “El vigilante”

Diego Ros es un realizador mexicano que inesperadamente se vio inmerso en el mundo de la publicidad, la edición y, postproducción de documentales.  Un buen día a Diego se le ocurrió incursionar en la cinematografía y empezó a escribir un guion; y no paró hasta producir su ópera prima El vigilante; cinta que aborda la historia de un trabajador nocturno que es testigo de una situación ligada al crimen.

El trabajo de Diego rápidamente dio sus frutos, y ganó nada menos que el Ojo a mejor Largometraje Mexicano en el 14 Festival Internacional de Cine de Morelia, y recientemente ganó el premio Ficción Mundial en el Festival Internacional de Cine de Los Ángeles.

Conversamos con Diego para saber un poco más de su primera aventura cinematográfica.

 

Todos hemos tenido una primera experiencia con el cine. En tu caso ¿A qué edad se dio?

A mí siempre me gustó el cine, sobre todo el teatro; mi madre me llevaba al teatro todos los fines de semana; pero no pensé estudiar cine, ni fui un niño que creció con la ilusión de hacer cine. De hecho yo entré a la universidad a estudiar otra cosa; yo quería ser biólogo marino, y en el primer semestre de la carrera las cosas no iban bien, luego supe que no tenía que hacer nada ahí. Yo vivía en Estados Unidos, y ahí uno puede empezar una carrera, y cambiar fácilmente a otra, sin perder el semestre.

 

¿Y tus primeras influencias en el cine?

Cuando empecé a estudiar cine tuve la fortuna de tener una profesora muy buena, Jill Godmilow. Ella es una cineasta en Nueva York que surgió desde los años sesenta, e hizo un documental nominado al Oscar; luego trabajó con Coppola. Ella tuvo una gran carrera; pero luego decidió dar clases, y ahí la conocí. Fue gracias a ella que me empecé a interesar por un cine experimental, aunque previamente a eso, veía películas de Hollywood.

 

¿Cuándo tuviste claro hacer una realización cinematográfica?

Cuando estudie cine y salí de la carrera, pensé dedicarme a la edición. Yo quería ser un buen editor, y después de mucho tiempo editando, me di cuenta que ser editor no se considera algo tan meritorio, entonces quise hacer algo mío, y busqué mis proyectos; y me volví más ambicioso conforme avanzaba en mi carrera.

 

Hablemos de tu ópera prima ¿Cómo se gesta la idea de El vigilante?

La idea empezó en una etapa muy violenta en México en 2011. En principio, iba a ser una película de un personaje con un conflicto de culpa, alrededor de una situación que él no entendía bien, y qué tan responsable sería.

 

Es tu primera experiencia escribiendo. ¿Crees que el guion en una película es lo más importante?

El guion es mucho más importante de lo que uno se imagina. De hecho, es mi primera vez como guionista, y yo antes había subestimado el valor que puede brindar un buen guion al proyecto. A veces se habla mucho de filmar sin guion, o de filmar con actores de frente en escena; y eso a mí no me funciona, porque con el resultado que busco, no podría trabajar así. Entonces, no lo sabía porque era mi primera vez.

 

¿Qué fue lo más difícil de trabajar en el guion?

Saber cuándo estaría listo el guion para poder filmar, fue lo más difícil de todo el proceso.

 

¿Y cuánto tiempo tardaste en escribirlo?

Eso fue lo más complicado, porque el primer borrador no me tomó mucho tiempo, fue algo de 2 meses; pero luego lo reescribí, y descubrí que era mucho más trabajoso de lo que yo pensaba; me refiero al hecho de dejar el guion donde tenía que estar.

 

Dices que tu experiencia de ser padre hizo que te percates mejor de las hostilidades que encuentras en las calles, y por eso hiciste la película

Eso fue la base de mi idea. Cuando yo empecé el proyecto mi esposa estaba embarazada de mi segunda hija, y algo que me interesó mucho es: cómo entender nuestro lugar en un mundo que se viene desmoronando, y donde uno al mismo tiempo se está reafirmando en la sociedad porque está trayendo a alguien al mundo. Eso nos pasa a los padres, es como un pequeño conflicto existencial.

El vigilante muestra una violencia, pero esta no es explicita, porque se enfoca más el drama personal del personaje

Salvador el personaje, mientras más tiempo se queda en ese lugar, parece que lo va a convertir en un cómplice de todo lo que allí ocurre; y si él no se va pronto, acabará absorbido por su ambiente. Eso era lo que me interesaba hacer. Saber qué tan cómplices somos con todo lo irregular que está pasando; porque todos siempre tenemos que ver con lo que está pasando, y terminamos involucrados de cierta forma.

 

La película trata sobre el crimen; sin embargo, no es para nada un policial, porque tiene un tratamiento más dramático ¿Eso fue surgiendo, o lo tuviste claro?

Exactamente. Yo quería estar seguro de que no tenía que acabar siendo un policial; porque un policial hubiera empezado con ese planteamiento del principio: de la camioneta encontrada, el interrogatorio, luego la investigación, hasta llegar a una resolución donde se encuentre al culpable, y todo sea satisfactorio. Y ese formato siempre pierde de vista lo “absurdo” de lo que está pasando en México, me refiero a la situación de violencia en nuestro país. Es una situación cien por ciento caótica, y absurda porque nadie sabe lo que está pasando, tanto víctimas, como victimarios.

 

Casi todo se desarrolla de noche, precisamente por el turno del vigilante ¿Qué tan difícil ha sido rodar de noche?

Muy difícil trabajar de noche. Fueron 3 semanas que arrancábamos el rodaje desde las 5 de la tarde, y acabábamos 12 horas después. Uno hasta cierto punto se acaba acostumbrado a ese horario, pero nos tocó algunas lluvias, a pesar de que en esas fechas todavía no debería estar lloviendo; y teníamos que improvisar para luego poder filmar dentro del edificio en construcción. Fue un rodaje complicado porque el trabajo de noche es bastante cansado; pero el equipo que tuve fue maravilloso porque todos estuvieron al día, dando todo de sí.

 

¿Por qué elegiste a Leonardo Alonso como protagonista?

Leonardo Alonso fue el primer actor que yo encontré, aunque hice un casting durante un tiempo; pero él fue el primero por el que me decidí, porque tiene una nobleza en su ser; tiene algo muy genuino, que me hace creer que es una persona que tiene un gran corazón.

 

Durante la película se le nota incluso algo ingenuo

Él es como la encarnación del deseo que todos tenemos, de que en el fondo los seres humanos somos buenas personas, y que al final todo puede salir conforme al bien.

 

Algo curioso: un vigilante por su perfil debe tener un corte de cabello militar, muy a lo castrense; sin embargo, Salvador es un vigilante que tiene melena

Interesante lo que dices, porque yo al principio había pensado darle un corte de pelo militar al personaje, pero, me parece que esa apariencia más estricta no iba. No quería irme por ese camino donde el personaje sea como un militar; yo quería que el personaje tuviera una bondad más jipiosa, de alguien que cree… y que guarde cierto idealismo.

 

Pero, corrías el riesgo de que tu personaje pierda verosimilitud

No, porque el personaje no es verosímil; y nunca lo pretendí. Incluso me han dicho: “Tu personaje no existe”. Yo he querido representar algo que estoy seguro que todo ser humano tiene.

 

¿Cómo financiaste la película, hubo problemas?

No, no hubo ningún problema para financiarla, porque tuve la fortuna de conseguir los recursos en el primer intento; con el Instituto Mexicano de Cinematografía.

 

¿Qué se siente haber ganado en el Festival de Morelia?

Sentí gran sorpresa. Es mi primera película, la sufrí mucho, y a mí me gustó, pero no pensé que fuera a tener mayor repercusión. Eso pasa cuando uno es director novato; fue una gran sorpresa, y muy fue muy grato.

 

¿Crees que el cine mexicano ha mantenido su nivel hasta nuestros días?

Difícil, cuando los mejores directores se han ido del país. Y ¿qué hubiera sido si se hubieran quedado para dirigir cine mexicano? Aquellos que siguen haciendo cine en México desafortunadamente no encuentran su público en los festivales, ni en las carteleras de las salas comerciales del país.

 

¿Qué proyectos se vienen?

Estoy escribiendo otro proyecto, pero está muy verde todavía.

About Luis Felipe Alpaca 193 Articles
Luis Felipe Alpaca. Abogado, escritor y gestor cultural.

COMENTARIO

Leave a Reply